Enigmas de un laberinto

Intertextualidades entre una pintura, un mito y un cuento.

Por María Eugenia Haucke
En el museo, en el marco de Geometría al límite, buceando entre las obras exhibidas siempre se nos aparece alguna que nos llama la atención, que nos atrapa o que nos engendra un misterio. Una de ellas es la obra del artista argentino Pablo Siquier “Sin título” (1995), artista que se inspira en los elementos de la arquitectura y el arte decorativo. Su método de trabajo es mas próximo al de diseñador, por su oficio de dibujante más que de pintor. Despojado de colores, valiéndose únicamente del alto contraste del blanco y el negro, figuran en el lienzo cuatro estructuras verticales que emergen del vacío como columnas griegas estriadas. Estas columnas están coronadas por capiteles ornamentados que se unen entrelazados, dibujando cantidades infinitas de pasillos que conducen a distintas direcciones sin principio ni fin. Quizás es una cita a la historia del arte que remite a los estudiados órdenes griegos: dórico, jónico y corintio, aunque ésta no sería la única reminiscencia a la antigua Grecia, porque ese espacio laberíntico que ilustra Siquier posee ecos del ser que alguna vez lo habitó.
rs-3673pablo-siquiePablo Siquier, Sin Título, 1995.
Como relata el ateniense historiador y gramático Apolodoro (180 a. C. -119 a. C.) en su estudio basado en la recopilación de mitología griega conocido como “Biblioteca mitológica”, unos de los mitos habla de un ser que habitó un laberinto: el minotauro, hijo de Pasífae y el toro de Creta. El toro era hermoso, blanco y fue pedido de Minos, quien ambicionaba el trono de Creta. Minos dijo que los dioses lo preferían entre el resto de sus hermanos, otros probables herederos, y que a el le concederían cualquier deseo. Entonces le pidió a Poseidón, señor de los mares, que le entregara un toro para sacrificarlo. El dios consintió a sus deseos y del mar emergió un espléndido toro. Minos, entonces, se convirtió en rey e intentó engañar a los dioses sacrificando a otro toro blanco, en lugar del auténtico toro de Creta, que camufló entre su rebaño. El dios Poseidón se vengó seduciendo a Pasífae, esposa de Minos, y le hizo despertar una desbordante pasión por el hermoso animal, al cual se unió ocultándose en un traje de vaca. De esta unión nació Asterión, un minotauro, ser doble que posee cuerpo humano y cabeza de toro, de salvaje instinto animal. Asterión es antropófago: se deleita con la carne humana. Como es un ser extraño, y lo extraño se suele ocultar, Minos ordena construir un intrincado laberinto de piedra para enclaustrar al minotauro.
480px-George_Frederic_Watts_-_The_Minotaur_-_Google_Art_Project
George F. Watts, El minutauro, 1885.
Jorge Luis Borges, erudito escritor argentino (1899-1986), en el breve -pero profundo- cuento “La casa de Asterión” editado en “El Aleph” (1949), nos muestra al minotauro, quien habla en primera persona.
borgesPor primera vez conocemos la versión del ser monstruoso y no del héroe, comprendemos la condición humana de este ser dual y no la bestial. Él describe el espacio del laberinto como su casa, su mundo. Se sabe noble, fuerte, arrogante y temido. Asimismo conoce sus padecimientos, la condena a la soledad y el castigo de sacrificar con sus cuernos a los únicos seres que lo visitan en el laberinto. A pesar de ello, Asterión juega, sueña y se cuestiona. También él espera a su redentor, para que su soledad y el encierro en su propio mundo ya no le duelan. El redentor llega y pone punto final a la vida del minotauro. Es sólo un hombre: se llamó Teseo, es el héroe del mito, pero esta ya es otra historia.
¿Será que cada uno de nosotros vive encerrado en nuestro propio laberinto, en nuestro propio mundo y nuestras propias circunstancias?

 

Bibliografía:
Apolodoro. Biblioteca mitológica, libro III.
Jorge Luis Borges. “La casa de Asterión”, en El Aleph 1949.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s