Texto de Mercedes Martinez Uriburu

Mary Corse, Untitled (Black and White Band, Beveled, 2006

Sin título ( Negro/Blanco Interior Band, Biselado) de Mary Corse

 

La primera vez que miré la obra no lo vi, y tal vez no lo hubiera visto si no me lo mostraban. Hubiera pasado desapercibido y es muy probable que no me detuviera en esa obra en particular. Cinco rayas. Blanco y negro.

El mundo en que vivimos avanza y no frena. Por medio de la tecnología buscamos simplificar. Facilidad y velocidad para maximizar el uso de nuestro tiempo. Maximizar la utilidad. Sin embargo, a medida que avanza la historia, la realidad se mueve en dirección opuesta a nuestros esfuerzos y se complejiza. En esta carrera contra nosotros mismos no sabemos a donde queremos llegar pero sí, queremos ir mas lejos. Calidad versus cantidad.

Es en el detalle dónde el juego de luz es vital para notar la particularidad de la obra: el brillo de la franja central generado por unas pequeñas esferas de vidrio. Detalle que, en mi constante apuro, en mi cotidiandeidad, por poco paso por alto. Es por medio de esa sutileza que Corse me recuerda que la belleza esta en lo simple, que no todo es cantidad ni utilidad. Con su franqueza esta obra me remite la importancia de lo básico, lo inminentemente necesario, puro. Sin embargo, también advierte que para poder sobre pasar lo superficial y ponerse en contacto con lo fundamental es necesario estar dispuesto a detenerse, mirar en serio y dejar que el diálogo con la obra nos ayude a encontrar esa esencia también en nosotros.

 

12185148_10153249903933511_7675972064654549453_o