Textos de sala

 

El espíritu de la música nos hace comprender por sí solo
que, del aniquilamiento del individuo, puede nacer un goce
Friedrich Nietzsche, El origen de la tragedia
Durante la década de 1970, Kazuya Sakai (Buenos Aires, 1927 – Dallas, 2001) realiza pinturas basadas en temas y procedimientos musicales, o en homenaje a intérpretes y compositores de las exploraciones sonoras que más le interesan: la música experimental contemporánea y el jazz. La mayoría se caracteriza por la utilización de colores planos y vibrantes, encauzados en líneas rectas paralelas interrumpidas por giros que modifican su trayectoria. En ellas desaparecen las marcas de su pasado informalista; ya no hay manchas, ni texturas, ni pinceladas, sino superficies lisas, rígidamente estructuradas, vaciadas de todo rastro de subjetividad.
Esta imagen potente nace en la ciudad de México, lugar donde el artista argentino reside tras una breve estancia en Nueva York. En ella se perciben los ecos del arte pop, pero también los de las producciones concretas con las que Sakai se relaciona en sus inicios como pintor en Buenos Aires.
 Esta exposición analiza la constitución de esa imagen a partir de la progresiva geometrización de sus collages de mediados de los sesenta, y deja entrever su evolución hacia el volumen. Es este uno de los períodos más creativos de Kazuya Sakai, poco conocido en nuestro país. Un momento en el que la investigación visual y la disciplina formal entran en sintonía con el inagotable espíritu de la música.

HOMENAJE A KORIN

La imagen característica que Kazuya Sakai desarrolla a lo largo de la década de los setenta surge de su confesada admiración por el trabajo de Ogata Korin (1658-1716), un artista japonés perteneciente a la escuela de Rinpa. La colección del MACBA incluye Homenaje a Korin, Serie N° 11 (1976), una pintura en la que esa admiración adquiere la forma de un reconocimiento.
En palabras de Sakai, “Rinpa que se distingue por sus diseños audaces, el respeto a la simplicidad de las formas, la asimetría compositiva y una técnica sorprendentemente elaborada, a la que debemos sus ricas texturas y el uso de colores brillantes […] Korin pone singular atención en el trazado elegante y reiterado de curvas, círculos y líneas sinuosas que fluyen sin principio ni fin aparentes”.

 

Rodrigo Alonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s