Leila Tschopp

6
Sobre Leila Tschopp
por Sofía Calvano
Algunas pinturas esconden pequeños secretos que a veces se nos revelan inmediatamente ante nuestros ojos y nos hacen vivir una especie de epifanía. Pero, otras veces, saben guardarlos muy bien y nos exigen, silenciosamente, que los encontremos.
Este es el caso de la obra Sin título de Leila Tschopp, que se encuentra exhibida hasta abril en MACBA. Una pintura que se abre a la posibilidad de dejar de serlo, de volverse un lugar, un espacio. Un panel de colores plenos detrás de una lona vinílica en gradientes de azul que cuelga desde el techo y se extiende hacia el suelo. Podría ser la abstracción de un espacio reconocible, el cielo, una playa, una llanura. Pero en esa abstracción hay algo extraño, incómodo, como si la obra quisiera sugerirnos algo más.
El trabajo de esta joven artista desde sus comienzos está ligado al espacio, a esa frontera construida entre lo real y lo imaginario. Recrea espacios en los que un cuerpo no podría circular, pero sí una mente. Puntos de fuga extraños que no llevan a ningún lugar conocido. Espacios infinitos o en dos dimensiones. Espacios abiertos o cerrados, inexistentes o inventados.
La artista, en una entrevista con MACBA resalta el espacio, la estructura y la simetría como ejes de sus obras. Sin embargo, esta simetría es disruptiva, ya que, por ejemplo en el caso de la obra que se exhibe actualmente, la lona vinílica no da al espectador la sensación de ser simétrica. En un texto de su propia autoría, Tschopp cita a Louise Bourgeois, “El espacio no existe, es sólo una metáfora para la estructura de nuestras existencias”.  Y ahí está, otra vez, el engaño a la percepción.
Cada obra de Tschopp, incluida la que forma parte de Geometría al límite, es un site specific, es decir, es diseñada y construida especialmente para el lugar que la albergará. Así es como la artista estuvo presente en el museo durante la semana de montaje, instalando la obra en el segundo subsuelo.

Montaje Perfecta Geometria34

Las obras de Tschopp nos engañan. Crean lugares nuevos, imposibles, que, sin embargo, existen y se vuelven posibles. Ese es, por ejemplo, el caso de su serieModelos ideales” (2011), en la que la pintura y la arquitectura se funden formando un único espacio.
Podemos mirar sus obras y no darnos cuenta de qué es lo que pasa. Pero ese pequeño secreto un día, por el sólo hecho de familiarizarnos y transitar ese espacio nuevo, se nos va a aparecer como una revelación.
Bibliografìa
http://www.textosasociados.blogspot.com.ar/2011/08/pintura-apariencia-y-provocacion.html
http://www.ramona.org.ar/node/47580
http://leilatschopp.blogspot.com
www.leilatschopp.com

Un Comentario

  1. Pingback: Algunas obras nos inspiran… | Educación MACBA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s