Alejandra Barreda

Envés/Revés (2012)

BARREDA 150 x 170

Inevitablemente tenemos una mirada de conjunto, este es mi punto de partida, por eso en mi trabajo busco establecer relaciones entre la pintura y el contexto espacial. Dentro de ese marco reflexiono sobre la situación de la pintura, su visualización, su estar en el espacio. Me parece fundamental no pensarla como un elemento aislado, como un resultado en sí mismo.

Trabajo mayormente con múltiples –como muchas veces los llamo–, es decir, obras desarrolladas en más de un bastidor, no con la idea de una obra cerrada, sino con la pretensión de que la imagen se extienda hacia la arquitectura, el espacio donde se instala. El recurso a la serie o a los múltiples facilita una mirada que no se queda fija en un punto. Entonces, la realidad concreta del entorno, del muro, se hace más presente. Incluso me interesa que las mismas obras, que pueden montarse de manera diferente, permitan una visualización distinta del espacio donde se encuentran y en la percepción de la obra misma. Elijo elementos formalmente simples que puedan ser eficaces visualmente. Esta idea atraviesa “Envés/revés”, obra expuesta en la muestra Geometría al límite en el MACBA, donde hay una relación permanente entre las dos partes del díptico a través del color y la forma, y despliegan una continuidad posible.

En estos cien años de abstracción geométrica se han visto múltiples variantes y desvíos en la utilización de la geometría, terreno donde seguramente no hay límite, para mencionar el título de la muestra. Esas múltiples posibilidades exigen un espectador atento, a veces a pequeñas diferencias y sutilezas, ya que lo ilimitado se da dentro de ciertos límites, que son los que definen a través del hacer el lenguaje de la geometría.

El ser un artista contemporáneo no está necesariamente relacionado con el empleo de elementos propios de la época actual, como, por ejemplo, el de la tecnología. Con los elementos más comunes de la pintura es posible establecer situaciones no habituales o vínculos diferentes con el entorno. Ser contemporáneo es siempre una aspiración, un llamado a estar atento todo el tiempo, a tener una percepción de lo que pasa, lo que se hace, y esto se construye teniendo un interrogante permanente y con una constante apertura hacia el contexto.


Un Comentario


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s