Texto de sala

Geometría argentina de la década del sesenta

Desde comienzos del siglo XX, la abstracción y la geometría fueron marcando rumbos en las artes de todo el mundo. A la extensa tradición argentina del arte geométrico (Arte Concreto, Madí, Perceptismo) cuya riqueza y originalidad tienen consecuencias hasta nuestros días, se sumaron nuevas búsquedas.

En los años sesenta, una neoabstracción continuó y amplió los desarrollos anteriores. La difusión de las teorías de la forma (Gestalt) llevó a investigar sobre las condiciones de la percepción humana, las leyes que la rigen. Nació así un arte óptico que experimentó con la ilusión de movimiento generada por la vibración de líneas superpuestas o el contraste de colores. Obras cuyo movimiento solo existe en la retina del espectador y requieren de su activa participación.

También los conceptos de serie y sistema dominan esta geometría que trabaja con módulos que repite o altera para cambiar la configuración de los conjuntos. Los límites entre pintura, escultura y arquitectura se desdibujan. La matemática y sus mundos abstractos se tiñen de misticismo y poesía.

Los nuevos materiales de la industria aportan su imagen y presencia en esculturas sin pedestal, a escala del hombre. Los colores y el dinamismo de la vigorosa cultura popular urbana de los sesenta se manifiestan en cada expresión de aquella década cargada de optimismo y renovación.

Geometría actual

La geometría histórica se inspiró en la racionalidad de la máquina y la industria para inventar formas. También hoy la tecnología es fuente e instrumento para la geometría. Las obras generadas o asistidas por computadoras dan origen a un mundo de imágenes que, nuevas o replicadas, muestran la importancia de la información en el mundo actual.

A diferencia de las formas “inventadas” del arte concreto, la geometría contemporánea se apropia de las formas geométricas de existencia visible: las que nos rodean en la vida cotidiana (ornamentos, arquitectura, diagramas, mapas) o las que cobran vida en la pantalla de nuestra  PC.

La luz, el color e incluso el claroscuro, antes visto como un resabio de la representación naturalista figurativa, vuelven a la geometría para vigorizar un lenguaje internacional que está próximo a cumplir cien años.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s