LA VISITA (premio o castigo)

Las visitas al museo deberían ser una prolongación de la clase de plástica. Nosotros, como docentes de plástica, incentivamos climas en la clase para hacer propicia la creación (no es lo mismo que en otras materias). La libertad de expresión y autonomía de gestión, no están condicionadas (no se premia al calladito y quietito).

Sabemos que el éxito de nuestra clase es la participación, sin esperar un único resultado, no hay un modelo a seguir y rescatamos la diversidad como la mayor riqueza. Si entendimos estos términos “la visita al museo” no es un factor que pueda diferenciarla a una clase en el aula; por el contrario, el interactuar con la obra de arte hará emerger un montón de emociones y sensaciones que por más geniales maestros que seamos no podremos transmitir.

Por otra parte alguna vez escuché de docentes o directivos, “Si fulanito se portó mal, no va” o “está en penitencia, no debe ir a la visita”. Yo pregunté en esa instancia y aún hoy me pregunto: ¿la conducta inapropiada se castiga con la suspensión de aprendizajes?

Me parece que se confunden los términos, “la visita al museo de arte” no debería ser algo exótico, para los docentes de plástica o para los alumnos, sino la puesta de todo lo que enseñamos. Como tampoco el Museo de arte debe ser un ámbito extraño a la clase de plástica. Si la conducta es formar hábitos ¿cómo le enseño a actuar en un museo si no lo llevo?

Algunos tips para los emergentes, los conversamos en “La escucha”, pero nuestros alumnos o los niños que acceden a la visita del museo son sólo eso, niños, alumnos, y nosotros somos los adultos. Docentes que los conduciremos a la aventura de introducirlos en el fabuloso mundo del arte.

Festejemos “La visita”, es el lugar y el momento en que todo lo que enseñamos tendrá su puesta en escena y, además, será el cierre de aprendizajes, la llave a otros aún no abordados y también el arribo a la comprensión de lo que aún no ha sido comprendido. Todo esto y mucho más es por lo que no podemos usar “la visita” como premio o castigo. Seguiremos conversando en este espacio de reflexión y experiencias compartidas, hasta pronto colegas.

 

 

Nora Fuertes


  1. Como maestra de grado, es súper interesante lo que nos comenta Nora.Es real que las áreas q abordamos no siempre posibilitan la libertad creativa de una clase de Ed, plástica…Aún así, m parece valioso y posible de ser puesto en práctica el modo de mirar que las docentes de plástica tienen ( tan ejercitado y naturalizado) donde el aprendizaje incluye la autogestión del alumno…sabemos en la actualidad que sin ceder al alumno el control de sus aprendizajes estos serán menos efectivos…o no serán…Esto es algo que a los docentes creo q en general nos cuesta…Hablo de mi experiencia, formada en un estilo de aprendizaje muy distinto…donde el maestro era el poseedor de EL CONOCIMIENTO…un paradigma muy antiguo de la educación que infelizmente aún parece formar parte del imaginario colectivo…Es al menos para pensarlo…no ?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s