El recorte de la visita

Hay  tres preguntas que inician todos los proyectos: ¿Por qué? ¿Para qué? Y ¿Cómo? Cuando planifico la visita al museo, luego de informarme sobre qué vamos a ver y qué proponen los educadores del lugar, tengo que responder estas preguntas. Esto implica que, como docentes  hagamos una elección, un recorte del patrimonio del museo.

¡Cuidado! La ansiedad por conocer puede hacer que queramos abarcar demasiado.Es bueno, que previamente realicemos una visita para informarnos de las temáticas que se abordan en las visitas guiadas y su desarrollo. Esto nos permitirá hacer el recorte más conveniente a nuestro proyecto de enseñanza.

 Por otra parte, respecto a esa ansiedad por ver todo; recordemos lo que nos sucede cuando en un viaje por lo acotado del tiempo queremos devorarnos todo  con la mirada, o cuando recorremos una feria de arte en un solo día.  La experiencia resulta abrumadora. Nos agotamos y terminamos no viendo nada.

No olvidemos que cada obra genera múltiples ideas. Es demasiada información en poco tiempo y no podemos asimilarla o procesarla. Todo es nada en este caso. Siempre podemos volver o dejar la semilla en nuestros alumnos para futuras visitas. Recuerdo que en más de una oportunidad, luego de la  visita al museo con un grupo de alumnos de escuela primaria, sucedió que en el fin de semana habían concurrido nuevamente pero esta vez con su familia.

Nuestra visita no es espontánea, es parte de un proyecto de enseñanza –aprendizaje.  Es bueno organizar el conocimiento por tramos coherentes en torno a un contenido. Recordemos que, en cuanto al abordaje de los contenidos plásticos  en la enseñanza, debemos hacerlo profundizando en uno a la vez y seguir un orden lógico de lo simple a lo complejo.

Es por eso que cada visita será como disparador o comprobación de contenidos y requiere un recorte de lo que vamos a ver. Conversemos con el guía brevemente antes de comenzar la visita acerca de aspectos que nos interesa profundizar en la mirada.

El museo y sus educadores están preparados para lo que podamos solicitar, no tengamos pudor o temor de intervenir en la conversación.

Bueno los dejo, empieza mi  visita .Hasta la próxima.

 

                                                                                     Nora Fuertes